Archivo de la etiqueta: Adoración en el Nuevo Testamento

La perspectiva correcta de Dios me lleva a la verdadera adoración.

Estándar

adoraciónGente brincando,  cantando, gritando “soy libre y por eso corro”, “tengo fuego que quema” “no me puedo contener y por eso brinco”… ¡Adoración superficial!

Si vamos a ser verdaderos adoradores, necesitamos tener clara la visión de la verdadera adoración a Dios, la adoración bíblica; la adoración dirigida al Dios que es Santo, Santo, Santo.

Lo que la Palabra de Dios nos enseña es que:

  • El verdadero adorador comienza con una consciencia de la abrumadora santidad de Dios y de su falta de santidad propia. Isaías Is 61. (8-10)
  • El tener claro en todo momento que no somos más que polvo y ceniza. Abraham, Gn 18:27
  • Cuando Job tuvo una visión real de Dios, no  tuvo más que decir: “De oídas te había oído; mas ahora mis ojos te ven.Por tanto me aborrezco, y me arrepiento en polvo y ceniza.Job 42:5-6
  • Manoa, padre de Sansón, llegó a casa después de haber tenido una visión de Dios y dijo “Ciertamente moriremos, porque a Dios hemos visto.” Jueces 13

¿Por qué?  Porque cuando tienes una clara visión de quien es Dios, su santidad te abruma y lo único que ves es tu gran pecado. Lee el resto de esta entrada